0

La revista cultural andorrana "Portella" habla sobre cómic

El último número de la revista cultural andorrana Portella dedicado al cómic

PORTADA_portella # 13En un país pequeño como el nuestro, una sola persona puede marcar la diferencia. O dicho de otro modo: las obsesiones individuales, si van acompañadas de talento, horas de dedicación y algún factor externo como la suerte o el apoyo institucional, aquí pueden nacer y crecer hasta convertirse en referentes en el ámbito que corresponda. Este es, sin duda, el caso de Joan Pieras y el Salón La Massana Cómic, convertido edición tras edición -y ya van veintidós dos- en una cita imprescindible para los amantes del cómic y la ilustración del Pirineo.No pretendemos descubrir en este número que fue primero, si el huevo o la gallina: la afición y después el salón, o bien el salón y luego el boom del cómic en Andorra y en la andorrana. Que seguramente los que entienden nos dirán que hablar de boom es exagerado, que no es que te salgan dibujantes y dibujantes de debajo de las piedras. Y tendrán una cierta razón. Pero cuantos géneros artísticos o literarios cuentan, además del mencionado salón anual, con una asociación estable -el arco en el caso del cómico- y un museo? Si además todas estas iniciativas se consolidan en el tiempo, bien podemos afirmar que el fenómeno ha arraigado con fuerza en nuestro país.

El dossier de este número 13 de la revista Portella, coordinado por Laia Ferré Marot y Montse Mayol, nos cuenta la historia y también el presente del cómic en Andorra, a la vez que nos descubre algunas perlas como el manga japonés Las brujas de Andorra. Atención igualmente al auca del dibujante Jordi Planellas, que nos introduce el tema central con su habitual sentido del humor.

Pero no toda la revista se reduce al cómic. La novela de Joan Peruga Último verano en Ordino ha cumplido dos décadas de su publicación y, para celebrarlo, tres miradas diferentes nos acercan al mundo de la Sumpta y la familia Areny-Plandolit en un “momento fundamental de la historia de Andorra” como lo califica Anna Zamora Puigcercós. Completan la visión las fotografías de Carlos Esteve y Montse Altimiras y el relato, inédito, de Marta Jordana.

Los retos que se plantea el Festival Ojo Desnudo en su etapa de consolidación, el último proyecto musical de Landry Riba o el material discográfico de Radio Andorra son algunos de los contenidos que aparecen en la revista. Sobre todo no te pierdas una de las sorpresas del número: David Gálvez vuelve a Portella con el inquietante Sonrisa de la Medusa.

Que tenga una buena lectura.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *